Páginas vistas en total

miércoles, 13 de diciembre de 2017

SORIA. Senda de las Gullurías y Cañón del río Lobos

8 de diciembre de 2017

Distancia: 13,15 km.
Ascenso acum. 339 m.
Descenso acum. 339 m.
Altura max. 1.124 m.
Altura min. 910 m.
Tiempo de marcha: 5 h. 30 m.
Valoración:  8
Señalizacion: PR CS67 Senda de las Gullurias, GR 86 Sendero iberico Soriano por el Cañón del río Lobos y PR CS66 Senda del Castillo



Día nublado y algo de chiri biri pero no hace mucho frío a la hora de comenzar esta ruta que parte del aparcamiento situado frente a la Casa del Parque del Cañón del río Lobos.


El camino asciende desde el principio hasta alcanzar un antiguo pozo de cal, a partir de aqui seguimos las curvas de nivel bordeando por el oeste el pico Franco, dejando el cañón a la derecha hasta llegar a un mirador desde el que no podemos disfrutar por culpa de la niebla.

Calera

Mirador
A partir de aquí descendemos suavemente hasta llegar a un desvío de un sendero donde abandonamos el PR CS67 Senda de las Gullurias para tomar este sendero a la izquierda que vuelve a ascender un poco hasta alcanzar una rodada que seguimos a la derecha que desciende entre rocas erosionadas por el viento y donde hacemos un alto para comer algo.

Efectos de la erosión
 Estamos en zona de umbría, debemos de bajar con cuidado, el camino en descenso tiene algunas placas de hielo. Cuando llegamos al borde del cañón las vistas son impresionantes y el descenso hasta la ermita de San Bartolomé se hace entre oquedades y rocas horadadas por el viento.

Fondo del barranco

Ermita de San Bartolomé al fondo del barranco

Rocas horadadas en el descenso al barranco

Ermita de San Bartolomé
Al llegar al fondo del barranco enlazamos con el Gr86 Sendero Iberico Soriano donde se encuentra la ermita y una gran Cueva, una de las muchas que hay por estos lugares.

Cueva, en la salida, la ermita
Terminada la visita a la zona, seguimos el fondo del barranco y el cauce del río Lobos hasta alcanzar una nueva zona de aparcamientos llamada Valdecea, al poco abandonamos el GR86 para seguir hacia el nacimiento del río Ucero que nace del Manadero de la Galana.
Seguimos el fondo del cañón
 


Nacimiento del río Ucero
Seguimos el cauce del río, a pesar de la sequía de estos meses el manantial da mucha agua. Cuando el Ucero da una curva a la derecha, lo abandonamos para seguir un arroyo que desemboca en él, y lo seguimos por su margen derecha para cruzarlo más adelante donde el camino hace una gran curva para seguir un camino que asciende por una ladera hasta llegar al castillo de Ucero del siglo XII.

Castillo de Ucero

Puente colgante sobre el Ucero
Hacemos una rápida visita y descendemos por una pista hasta la localidad de Ucero, antes de cruzar el puente sobre el río tomamos una senda que circula por la margen derecha, luego lo cruzamos por un puente colgante para llegar a la Casa del Parque del Cañón del río Lobos y al aparcamiento donde tenemos los coches

martes, 12 de diciembre de 2017

SORIA. Ruta del castillo y barranco de Caracena

7 de diciembre de 2017

Distancia: 14,77 km.
Ascenso acum. 279 m.
Descenso acum. 279 m.
Altura max. 1.268 m.
Altura min. 1.48 m.
Tiempo de marcha: 5 h. 30 m.
Valoración:  7
Señalizacion: Señalizado el barranco de Caracena como Gr86 Sendero Iberico Soriano




Ruta realizada con el club Camino de la Plata de Mérida. Para ello nos desplazamos a la localidad soriana de Caracena, a la entrada del pueblo tenemos una pequeña explanada donde podemos dejar los coches.


Ascendemos hasta la bonita plaza del pueblo con una picota en medio, sus calles, al igual que sus casas de color marrón al estilo de las casas del desierto, su nombre parece ser que deriva de la antigua tribu celtibera de los arevacos Kar (piedra) Acena (arena). Seguimos subiendo por la calle principal del pueblo hasta la salida donde se encuentra la  iglesia de San Pedro, del siglo XII, con una bonita galería porticada.

Iglesia de San Pedro
 Al terminar la calle principal continua una rodada que en ascenso nos lleva en 600 m. hasta el Castillo de Caracena igualmente del siglo XII.

Castillo de Caracena
El camino continua por tierras deserticas e inhospitas, nada fértiles donde emergen algunas sabinas, y en un momento determinado abandonamos el camino para penetrar en una zona algo mas arbolada y con algunos campos preparados para la siembra del cereal, entre tejos, sabinas y carrascos y donde encontramos la carrasca de Valderromán, una gran encina que destaca sobre el resto.

Carrasca de Valderroman
Cruzamos una carretera para pasar por un cortijo con el único rebaño de ovejas que encontramos en toda la ruta,

ahora seguimos un camino en una zona llana entre algunos campos de labor hasta llegar al borde del barranco de Caracena, una buena depresión formada por la erosión del río Caracena.

Descenso al barranco de Caracena
El descenso un tanto complicado al principio para un grupo numeroso, aunque poco a poco va apareciendo un pequeño sendero que seguimos hasta el fondo del barranco donde hay una casa abandonada con una piedra con un grabado de una cuádriga romana.


Ahora solo tenemos que seguir el río por el fondo, encontramos las señales blancas y rojas del Gr86 Sendero ibérico soriano y donde los buitres vuelan  en la parte alta de sus grandes paredes rocosas.




Cruzamos el Caracena un par de veces hasta llegar a la zona de Los Tolmos, formaciones rocosas en la parte baja del barranco que el río sortea facilmente, nosotros lo hacemos por una roca horadada.

Camino a través de la roca
 Al final del barranco, se encuentra el Puente medieval de Cantos para cruzar el río Caracena por última vez antes de volver al aparcamiento donde tenemos nuestros coches.

Puente medieval de Cantos

domingo, 30 de julio de 2017

AVILA. Navalperal de Tormes-Cabeza Nevada-Portilla del Rey-Cinco Lagunas-Navalperal de Tormes

29 de julio de 2017

Distancia: 24,96 km.

Ascenso acum. 1443 m.

Descenso acum. 1443 m.

Altura max. 2430 m.

Altura min. 299 m.

Tiempo de marcha: 11 h. 40 m.

Valoración:  8

Señalizacion: Solamente señalizado el tramo entre Cinco Lagunas y Navalperal de Tormes como PR Av-35




Un buen grupo de nueve amigos nos hemos ido a patear y esta vez a la Sierra de Gredos a su vertiente norte para realizar la subida a Cabeza Nevada o al Mogote del Cervunal, su otro nombre, pero vamos por partes.
Bifurcación
Llegamos al aparcamiento situado junto al río Tormes, para ello hay que cruzar el pueblo de Navalperal de Tormes y seguir las indicaciones hasta el parking.
Fuente en la cuerda
 Era aún de noche cuando hemos salido, nos hemos colocado los frontales y a esperar que salga Lorenzo que esta temporada está calentando lo suyo.
Al fondo Cabeza Nevada
Nada mas cruzar el río, tenemos una fuente, indispensable ir bien cargados de agua en esta época. Seguimos la pista que atraviesa el puente sobre la Garganta de Gredos y llega a la bifurcación señalizada: izquierda Laguna Grande, derecha Cinco Lagunas. Cogemos el camino de la derecha, pero solo a unos metros vemos unos hitos que suben para coger la cuerda de la sierra, es un sendero que sube en zigzag.
Camino del Refugio del Cervunal
Al llegar a la cuerda solo hay que seguirla, encontramos una nueva fuente cuando comienzan a aparecer los primeros rayos de sol que iluminan de color los picos a los que nos dirigimos, el nuestro, el Cabeza Nevada.
Pradera
Seguimos por la cuerda hasta un punto que el camino va a la izquierda siguiendo la curva de nivel, hasta llegar a una pradera donde pastan las vacas y al Refugio del Cervunal, cercano a él, se encuentra la Laguna del Cervunal pero está algo más elevada y no es posible verla desde el refugio.
Refugio del Cervunal
 Después de un descanso comenzamos a subir, por un mal camino sin señalizar.
Subiendo por la torrentera
 Debemos ir unos metros al este donde encontramos una pequeña garganta con una torrentera que se encuentra totalmente seca, hay que subir por ella evitando las escobas hasta llegar a las pedreras donde ya no existe ningún tipo de planta, si miramos a la derecha vemos una colladeta con un hito en el alto, hasta ahí debemos dirigirnos subiendo entre las piedras.
Subiendo a la colladeta



Subiendo Cabeza Nevada
El Cabeza Nevada ya es evidente y solo debemos tomar la subida mas cómoda entre las rocas para llegar a su cima. Buenas vistas del Almanzor, La Galana y el resto de picos que componen el circo, a la derecha el circo de Cinco Lagunas desde la Laguna Cimera a la Laguna Bajera, pasando por la Mediana, Galana y Brincalobitos.
Cinco Lagunas


Al fondo el Almanzor

Cima de Cabeza Nevada

Recuerdo a un perro montañero
Descendemos al este siempre entre rocas y con gran desnivel hasta llegar al Gargantón y tomar el camino que viene de la Laguna Grande y va a Cinco Lagunas, el camino sube en zig zag, bastante más cómodo hasta ver la gran Portilla del Rey donde encontramos unos chavales de Ciudad Real que habían perdido su camino.
Descendiendo al Gargantón
 
Subiendo a la Portilla del Rey

Portilla del Rey

Laguna Cimera desde la Portilla del Rey
Nuevo descenso entre rocas, complicado por su desnivel, los chavales bajan con nosotros hasta la Laguna Cimera, para descender hasta la Laguna Galana donde disfrutamos de un merecido baño. terminado el descanso bajamos a la laguna Mediana, los amigos de Ciudad Real deciden alargar su baño y se quedan.
Baño en la Galana

Baño en la Bajera

Descendiendo a la Garganta del Pinar
Pasamos la pequeña laguna de Bricalobitos y llegamos a la Bajera donde nos damos un nuevo chapuzón. Descendemos desde las lagunas buscando el valle por donde circula la Garganta del Pinar, siempre por grandes bloques de granito donde el agua cae en pequeños saltos.
Refugio de la Garganta del Pinar
 Llegamos a la solitaria Laguna de la Escoba y descendemos hasta el Refugio de la Garganta donde una pareja con sus perros se refugia del sol que golpea fuerte en estas horas del mediodia.
Siguiendo la Garganta del Pinar
 Desde el refugio, el camino se vuelve mas amable ya descendiendo suavemente hasta llegar de nuevo a la bifurcación donde nos desviamos por la mañana y volver a coger la pista que nos lleva de nuevo al río Tormes donde disfrutamos de un último baño y de las cervezas del Kiosko situado junto al río.
Último baño en el Tormes
 
A celebrarlo
Ya solo queda coger de nuevo la furgoneta y volver a Mérida