Páginas vistas en total

domingo, 30 de julio de 2017

AVILA. Navalperal de Tormes-Cabeza Nevada-Portilla del Rey-Cinco Lagunas-Navalperal de Tormes

29 de julio de 2017

Distancia: 24,96 km.

Ascenso acum. 1443 m.

Descenso acum. 1443 m.

Altura max. 2430 m.

Altura min. 299 m.

Tiempo de marcha: 11 h. 40 m.

Valoración:  8

Señalizacion: Solamente señalizado el tramo entre Cinco Lagunas y Navalperal de Tormes como PR Av-35




Un buen grupo de nueve amigos nos hemos ido a patear y esta vez a la Sierra de Gredos a su vertiente norte para realizar la subida a Cabeza Nevada o al Mogote del Cervunal, su otro nombre, pero vamos por partes.
Bifurcación
Llegamos al aparcamiento situado junto al río Tormes, para ello hay que cruzar el pueblo de Navalperal de Tormes y seguir las indicaciones hasta el parking.
Fuente en la cuerda
 Era aún de noche cuando hemos salido, nos hemos colocado los frontales y a esperar que salga Lorenzo que esta temporada está calentando lo suyo.
Al fondo Cabeza Nevada
Nada mas cruzar el río, tenemos una fuente, indispensable ir bien cargados de agua en esta época. Seguimos la pista que atraviesa el puente sobre la Garganta de Gredos y llega a la bifurcación señalizada: izquierda Laguna Grande, derecha Cinco Lagunas. Cogemos el camino de la derecha, pero solo a unos metros vemos unos hitos que suben para coger la cuerda de la sierra, es un sendero que sube en zigzag.
Camino del Refugio del Cervunal
Al llegar a la cuerda solo hay que seguirla, encontramos una nueva fuente cuando comienzan a aparecer los primeros rayos de sol que iluminan de color los picos a los que nos dirigimos, el nuestro, el Cabeza Nevada.
Pradera
Seguimos por la cuerda hasta un punto que el camino va a la izquierda siguiendo la curva de nivel, hasta llegar a una pradera donde pastan las vacas y al Refugio del Cervunal, cercano a él, se encuentra la Laguna del Cervunal pero está algo más elevada y no es posible verla desde el refugio.
Refugio del Cervunal
 Después de un descanso comenzamos a subir, por un mal camino sin señalizar.
Subiendo por la torrentera
 Debemos ir unos metros al este donde encontramos una pequeña garganta con una torrentera que se encuentra totalmente seca, hay que subir por ella evitando las escobas hasta llegar a las pedreras donde ya no existe ningún tipo de planta, si miramos a la derecha vemos una colladeta con un hito en el alto, hasta ahí debemos dirigirnos subiendo entre las piedras.
Subiendo a la colladeta



Subiendo Cabeza Nevada
El Cabeza Nevada ya es evidente y solo debemos tomar la subida mas cómoda entre las rocas para llegar a su cima. Buenas vistas del Almanzor, La Galana y el resto de picos que componen el circo, a la derecha el circo de Cinco Lagunas desde la Laguna Cimera a la Laguna Bajera, pasando por la Mediana, Galana y Brincalobitos.
Cinco Lagunas


Al fondo el Almanzor

Cima de Cabeza Nevada

Recuerdo a un perro montañero
Descendemos al este siempre entre rocas y con gran desnivel hasta llegar al Gargantón y tomar el camino que viene de la Laguna Grande y va a Cinco Lagunas, el camino sube en zig zag, bastante más cómodo hasta ver la gran Portilla del Rey donde encontramos unos chavales de Ciudad Real que habían perdido su camino.
Descendiendo al Gargantón
 
Subiendo a la Portilla del Rey

Portilla del Rey

Laguna Cimera desde la Portilla del Rey
Nuevo descenso entre rocas, complicado por su desnivel, los chavales bajan con nosotros hasta la Laguna Cimera, para descender hasta la Laguna Galana donde disfrutamos de un merecido baño. terminado el descanso bajamos a la laguna Mediana, los amigos de Ciudad Real deciden alargar su baño y se quedan.
Baño en la Galana

Baño en la Bajera

Descendiendo a la Garganta del Pinar
Pasamos la pequeña laguna de Bricalobitos y llegamos a la Bajera donde nos damos un nuevo chapuzón. Descendemos desde las lagunas buscando el valle por donde circula la Garganta del Pinar, siempre por grandes bloques de granito donde el agua cae en pequeños saltos.
Refugio de la Garganta del Pinar
 Llegamos a la solitaria Laguna de la Escoba y descendemos hasta el Refugio de la Garganta donde una pareja con sus perros se refugia del sol que golpea fuerte en estas horas del mediodia.
Siguiendo la Garganta del Pinar
 Desde el refugio, el camino se vuelve mas amable ya descendiendo suavemente hasta llegar de nuevo a la bifurcación donde nos desviamos por la mañana y volver a coger la pista que nos lleva de nuevo al río Tormes donde disfrutamos de un último baño y de las cervezas del Kiosko situado junto al río.
Último baño en el Tormes
 
A celebrarlo
Ya solo queda coger de nuevo la furgoneta y volver a Mérida

viernes, 9 de diciembre de 2016

MÁLAGA. Antequera. Torcal de Antequera circular

4 de diciembre de 2016

Distancia: 12,33 km.

Ascenso acum. 616 m.

Descenso acum. 616 m.

Altura max. 1304 m.

Altura min. 930 m.

Tiempo de marcha: 5 h. 55 m.

Valoración:  8

Señalizacion: Sin señalizar


Toda la noche lloviendo, cerca de aquí por Estepona y los pueblos colindantes han tenido graves inundaciones y nosotros nos hemos atrevido a salir aunque el día no se prestara a ello pero ya que estamos por la zona pues al ataque.


Mucha niebla en el camino de acceso al Centro de Visitantes del Torcal de Antequera, aunque arriba no hay mala visibilidad pero si llueve copiosamente.

Salimos siguiendo la ruta amarilla del parque o sea la ruta de los Anmunites, la roca está muy mal y los resbalones están a la orden del día, mucho barro y algunos charcos con la suficiente profundidad para que las botas no sean suficientemente altas para evitar que el agua penetre y empape los calcetines, demasiada gente en el grupo y demasiado riesgo, al llegar al primer cruce tomamos una de las primeras decisiones y es dividir el grupo: la mayoría opta por volver al Centro de Visitantes siguiendo la ruta amarilla, el resto, seis para ser mas exactos, decidimos continuar con todas las consecuencias.




Al principio parece que el camino mejora pero se ve que es un camino bastante abandonado, además del barro y los grandes charcos, las zarzas invaden el camino debiendo salvar además estas barreras.




El camino desciende suavemente hasta un momento en que la bajada es algo mas respetable, llegamos a una alambrada y poco a poco vamos girando al norte hasta encontrar una portilla que abrimos para descender hasta unos campos arados junto a las ruinas del Cortijo de Navacillos que bordeamos por la derecha, un jabalí bastante grande sale de las zarzas muy asustado aunque a nosotros también nos subieron las pulsaciones. Llegamos a una pista que viene del Cortijo de los Navazos que seguimos unos cientos de metros.




Dejamos la pista para seguir dirección sureste por un camino bastante abierto dejando la barrera de rocas a la derecha y ascendiendo suavemente, intentando no perder la huella del camino aunque a veces debemos volver atrás para reencontrarlo.


Ruinas del Cortijo de Navacillos
Llegamos a una cantera y a una pista que nos llevaría a la carretera que sube al Centro de Visitantes pero decidimos buscar sendero para llegar al final de ruta por lo que abandonamos la pista y ascendemos en dirección suroeste por una brecha que penetra en la pared y llega a la parte alta, los restos de un primer anmunite en una roca nos hace parar para la foto pero enseguida vemos otro y un último bastante mas grande que los dos anteriores.
Llegando a la parte alta de la pared

Fósil de anmunite

Fósil de un gran anmunite
Descendemos un poco para salir a la explanada del Centro de Visitantes cuando la niebla comienza a bajar, hubiera sido muy complicado para nosotros encontrar el centro si la niebla hubiera bajado antes.

martes, 6 de diciembre de 2016

MÁLAGA. Caminito del Rey

3 de diciembre de 2016

Distancia: 6,85 km.

Ascenso acum. 112 m.

Descenso acum. 226 m.

Altura max. 371 m.

Altura min. 209 m.

Tiempo de marcha: 2 h. 48 m.

Valoración:  9

Señalizacion: Sin señalizar



Nueva ruta con el club Camino de la Plata, hemos aprovechado el puente de diciembre para venir hasta Málaga, un buen sitio para disfrutar del sol en invierno pero las previsiones meteorológicas dicen todo lo contrario, de momento, no llueve...


Embalse de Gaitanejo

Cogemos el coche para acercarnos hasta el embalse de Guadalhorce, cerca de la presa se encuentra el restaurante El Kiosko, un amplio parking libre junto a la carretera nos sirve para dejar los coches, desde el mismo parking comenzamos a caminar.

Seguimos la carretera en ascenso pocos metros hasta la entrada del túnel bajo la Sierra de Almorchón, lo seguimos, el túnel tiene sobre 300 m y salimos a la vista del pequeño embalse del Gaitanejo, ahora seguimos una pista que bordea el embalse por su margen derecho, antes de llegar a la presa se encuentra la puerta de control donde debemos presentar los permisos, no se puede pasar sin abonar primeramente la cuota de acceso y así obtener el permiso, lo podéis conseguir a través de la web http://www.caminitodelrey.info/es/



Se abre el valle
Pasamos el control, seguimos la pista y dejamos a la izquierda la presa del Gaitanejo, un poco más adelante pasamos la puerta de acceso al camino artificial que han montado sobre el viejo camino de hormigón que había años atrás para entrar en el camino nuevo, de madera.

El camino sigue el estrecho desfiladero por la margen derecha del río Guadalhorce hasta que abre el valle, por su margen izquierdo entre túneles, la vía de ferrocarril de Madrid a Málaga.
El camino y el ferrocarril


El camino vuelve a penetrar en el desfiladero a cierta altura del río, pasamos un mirador con el suelo de cristal y poco más adelante ya se puede ver el puente que nos pasa al margen izquierdo del río, antiguamente se pasaba por un puente con un gran tubo que iba a la central eléctrica, actualmente han colocado una pasarela metálica.
El tren por los túneles


Paso al otro margen del Guadalhorce
Comenzamos a descender y giramos a la izquierda a media pared, pasamos sobre la vía de ferrocarril hasta alcanzar una nueva pista que seguimos en descenso hasta alcanzar las primeras casas de la estación de ffcc del Chorro.


El camino sobre el ferrocarril



Al llegar a la estación damos por terminada la ruta, allí mismo se cogen los autobuses que nos devuelven al parking y con bastante suerte, no comienza a llover hasta estar subidos en el autobús